Phishing

El phishing es algo así como salir de pesca por internet pero sin tener que madrugar y sin mancharte las manos atravesando un gusano con un anzuelo. Basta con sentarse con un café delante de la pantalla de tu ordenador y enviar emails de forma masiva con un enlace malicioso, normalmente un archivo adjunto, que al hacer clic te lleva a una página web confiable falseada, normalmente de una entidad bancaria, para obtener de forma fraudulenta tu nombre de usuario y contraseña y ‘hacerte el lio’.